1 de marzo de 2014

Vacuna del virus del papiloma humano: ¡Una esperanza fallida!

Me encantaría que pudiéramos disponer de una vacuna del virus del papiloma humano que evitara que las mujeres tuvieran que realizarse citologías. Esto sólo ocurriría si tuviéramos una vacuna que evitara todas las infecciones en el cuello del útero producidas por todos los tipos de virus del papiloma humano (unos 20).  

Las infecciones en el cuello del útero por este virus son muy frecuentes, especialmente en la mujeres cuando inician relaciones sexuales.   La mayor parte de ellas desaparecen espontáneamente. Una pequeña proporción requiere de procedimientos quirúrgicos muy poco agresivos. Sólo la persistencia de esta infección durante más de 10 años facilita la aparición de un cáncer de cuello del útero.

i dispusiéramos de una vacuna que evitara este tipo de infecciones, desaparecería la posibilidad de que las mujeres tuvieran un cáncer de cuello de útero. Este cáncer es poco frecuente en España, apareciendo en 3 a 12 mujeres cada 100.000. Más del 90% de estas mujeres no se habían realizado ninguna citología en los últimos 3 años

En el año 2006 se comercializaron 2 vacunas contra el virus del papiloma humano, que prometían una disminución de las lesiones por este virus y por ello una disminución importante de mujeres con cáncer de cuello de útero.

Trótula te explica lo que debes saber de estas vacuna

30 de diciembre de 2013

La eficacia de los anticonceptivos hormonales: ¿Una cuestión de peso?

El sobrepeso y la obesidad no son ninguna contraindicación para tomar anticonceptivos hormonales, pero pueden cambiar su metabolismo, condicionando un cambio en la eficacia de los mismos. 

En estas situaciones puede aumentar la absorción a través del estómago de las pastillas anticonceptivas y disminuir la absorción de los anticonceptivos que se administran a través de la piel (parches), a través de la vagina (anillo vaginal) o por vía intramuscular (inyectables).

También puede variar, en estos casos, la cantidad de proteinas de la sangre, que transportan las hormonas proporcionadas por los distintos anticonceptivos, pudiendo aumentar o disminuir la cantidad de hormonas libres en sangre, que son las que condicionan su eficacia.

A pesar de la importancia que tiene para las mujeres con sobrepeso u obesidad conocer si hay anticonceptivos hormonales más o menos eficaces para ellas, hay pocos estudios que aborden esta cuestión y muchos de ellos son contradictorios.

Trótula te explica que se conoce actualmente respecto a la eficacia de los distintos anticonceptivos hormonales en mujeres con sobrepeso u obesidad.

17 de noviembre de 2013

Esmya: ¡Sólo 3 meses antes de operarte de miomas!

Pocos miomas requieren ser operados, a pesar de que se operan muchos más de los necesarios. Ya te explicamos en otros post cuando los miomas pueden requerir una operación: Si dan síntomas importantes (el principal reglas superabundantes), que no ceden con los distintos tratamientos médicos de los que disponemos. También te explicamos que, en muy raras ocasiones, deben quitarse los miomas antes de un futuro embarazo.


Disponemos actualmente de un nuevo fármaco, el acetato de ulipristal (Esmya), que ha sido aprobado para el tratamiento médico de los miomas. Como siempre que sale un nuevo tratamiento, se abre una nueva esperanza para aliviar a personas que sufren un determinado trastorno. También aparece el miedo que se utilice este tratamiento de manera inadecuada y dé a medio o largo plazo más problemas de los que queremos evitar




Trótula quiere explicarte en que circunstancias este fármaco puede ser de utilidad

3 de noviembre de 2013

Anticoncepción hormonal: ¡Minimizando los riesgos de trombosis venosa!


Por fin tenemos datos de las Agencias de los Medicamentos de la Unión Europea. Han analizado los riesgos de trombosis venosa de los distintos anticonceptivos hormonales de estrógenos y progesterona. En el post de mayo del 2012, "Anticoncepción hormonal y trombosis venosa: ¡No todos tienen el mismo riesgo!", ya apuntábamos que todas las mujeres que toman anticonceptivos hormonales combinados tienen un aumento del riesgo de trombosis venosa, En las mujeres que no los toman, aparecen en 2 de cada 10.000 mujeres al año y este riesgo es muy superior en el embarazo y en el postparto (5 a 30 de cada 10.000 mujeres al año) . 


Comentamos que la presencia de antecedentes de trombosis venosa en familiares jóvenes cercanos y el primer año de toma de los anticonceptivos eran las dos situaciones que más favorecían su aparición. También apuntábamos, que no todos los anticonceptivos aumentaban este riesgo en la misma frecuencia.

La Agencia de los Medicamentos de la Unión Europea inició una revisión de este tema hace unos meses y ya nos han llegado sus conclusiones

Trótula crítica te hace saber qué se conoce actualmente, sobre el riesgo de trombosis venosa y los distintos anticonceptivos hormonales con estrógenos y progesterona:

24 de septiembre de 2013

Miomas y embarazo: ¿Los quito antes o los dejo?

Muchas mujeres se hacen una revisión ginecológica cuando deciden tener un embarazo. Como frecuentemente aplazan esta decisión y la posibilidad de tener miomas aumenta con la edad (un 80% de las mujeres de más de 35 años tienen miomas), muchas de ellas se encontrarán con la desagradable sorpresa de tener miomas. En función del tamaño y la localización se les aconsejará aplazar su decisión y recorrer un camino no siempre fácil de asumir.

Ya hemos hablado de los miomas en el post ¡No me toques los miomas!. En él sugiero la importancia de reducir las intervenciones para quitar los miomas, a las mínimas indispensables. Sólo deberían plantearse en aquellos casos en que los miomas disminuyen la calidad de vida de la mujer, debido a reglas muy abundantes que pueden condicionar anemia.

El deseo de embarazo cuando hay miomas plantea dudas. Una opción es  quitarlos antes del mismo, asumiendo los riesgos de la intervención, el aplazamiento de este deseo de unos seis meses a un año y una disminución de la fertilidad debido al aumento de la edad. La otra opción es dejarlos y asumir un pequeño aumento de algunos riesgos relacionados con la presencia de los miomas.

Trótula quiere darte algunos elementos para que puedas tomar la decisión más adecuada

21 de julio de 2013

Endometriosis: ¿Tratamiento o simplemente mejoría de los síntomas?

Ya hablamos en otro post sobre el origen de la endometriosis y sus síntomas. La endometriosis es una enfermedad frecuente en las mujeres. Aparece durante el periodo en que el ovario está funcionando y desaparece cuando éstos dejan de funcionar al llegar  la menopausia o si se quitan los ovarios.

Como cualquier enfermedad se expresará de una manera distinta en cada mujer. Habrá mujeres con síntomas muy leves o soportables y fáciles de controlar. Otras tendrán síntomas muy importantes, con dolores abdominales permanentes, reglas muy dolorosas y dolor profundo e intenso en las relaciones sexuales, difíciles de controlar con tratamientos médicos o con cirugía, que afectará de manera importante su calidad de vida. Muchas de ellas, independientemente de la intensidad de los síntomas que sientan, tendrán dificultades para conseguir quedarse embarazadas sin la ayuda de tratamientos.

No existe un verdadero tratamiento para la endometriosis. Existen algunos tratamientos que pueden ayudar a mejorar las molestias y tratamientos que pueden mejorar la fertilidad. En este post sólo hablaremos de los tratamientos para controlar las molestias, dejando para otro los tratamientos para mejorar la fertilidad.

Trótula te explica las distintas opciones de tratamiento de la endometriosis, para que puedas decidir cual puede ser la más adecuada para ti

24 de junio de 2013

¿Porqué se quitan tantos ovarios y tan pocos testículos?

Los ovarios suelen ser minusvalorados por la profesión médica, y demasiadas veces, se quitan sin pensar que quitarlos puede tener más consecuencias negativas para la salud de las mujeres que dejarlos.  


Los ovarios y los testículos son unas glándulas que tienen dos funciones esenciales: producir óvulos o espermatozoides, para favorecer la reproducción de la especie humana y producir hormonas sexuales femeninas o masculinas, para que el cuerpo pueda desarrollar y mantener las características sexuales femeninas o masculinas (distribución del pelo y la grasa corporal, características de la piel,  la masa muscular y los genitales, desarrollo de las mamas, etc). Pero además las hormonas sexuales tienen efectos en las capacidades cognitivas y emocionales, en la función cardiovascular, en las características de los huesos, etc.

Las indicaciones médicas para quitar los testículos son los procesos infecciosos que han anulado su función, el cáncer de testículo y en algunos casos de cáncer de próstata y es dudosa su indicación en algunos casos de anomalías cromosómicas o intersexualidad. Nunca se extirpan testículos sanos y pocas veces se extirpan por tumores benignos.

La mayor parte de ovarios que se extirpan son ovarios sanos que se quitan en el curso de una operación por una patología benigna del útero. También se extirpan demasiados ovarios sanos en los que existe quistes funcionales, que desaparecerían espontáneamente. Cuando existen quistes orgánicos o tumores benignos del ovario, demasiadas veces se extirpa todo el ovario, en vez de limitarse a extirpar el tumor.

Trótula se pregunta porqué las mujeres permitimos que nos quiten los ovarios cuando los tenemos sanos