22 de junio de 2012

Prótesis mamarias: ¡Prometiendo maravillas!

Mamas pequeñas, medianas o grandes, caídas o firmes, convergentes, centradas o divergentes, simétricas o asimétricas, con el pezón pequeño o grande, dirigido hacia fuera o hacia dentro, con la prolongación hacia la áxila muy marcada o no visible... Cada mujer tiene unas mamas distintas y todas ellas pueden cumplir su función: ser sensibles al estímulo erótico proporcionando placer a quien lo da y quien lo recibe, y proporcionando el mejor alimento para un bebé.


Sin embargo la imágen de la mujer, marcada durante siglos por y a favor de los gustos masculinos, ha condicionado a muchas mujeres la no aceptación de sus mamas. Pasaron los años en que el módelo deseado eran unas mamas pequeñas, casi imperceptibles y libres de sóstenes, curiosamente aparecido en la época de la revolución sexual, para dar paso a la glorificación de las mamas grandes y muy evidentes.

La belleza de una mujer va más allá de las características de sus mamas o de cualquier otra característica física concreta. Sin embargo son muchas las mujeres que, en la consulta, manifiestan su disgusto con la apariencia de sus mama, y algunas de ellas optan por aumentar su tamaño mediante la colocación de prótesis mamarias.

Trótula te explica algunas cosas que es bueno que sepas si te planteas la colocación de prótesis mamarias

  •  La colocación de prótesis mamarias, aunque es una operación con poco riesgo, puede tener complicaciones: por la anestesia y por el procedimiento en sí (dolor, infección, hematoma, etc)
  • Antes de la operación hay muchas decisiones que tendrás que tomar: el tipo de prótesis (con solución salina o con gel de silicona, con cubierta de silicona o poliuretano, de textura lisa o con textura rugosa, de forma anatómica o redonda), el tamaño de la prótesis (de 125 a 450 centímetros cúbicos), el sitio de colocación (debajo del músculo pectoral o entre este músculo y la glándula mamaria) y donde se realizará el corte para su colocación (en la areola, en la axila o en el surco debajo la mama
  • Ventajas y desventajas de las prótesis según su contenido
    • Las prótesis de solución salina (agua salada) requieren un corte mínimo para su colocación,  pues se ponen deshinchadas. Son más duras al tacto y pesan más y la mama no se mueve con los movimientos del cuerpo. Pueden producir sensaciones sonoras (por el movimiento del agua) y sensaciones de frío, porque el agua se calienta más lentamente que los tejidos de alrededor. Suelen deshincharse con el tiempo, produciendo ondulaciones visibles en la piel del a mama. Si se pinchan sale el líquido hacia la mama, absorbiéndolo el cuerpo sin dar ningún problema. Se recomienda renovarlas cada 10 años
    • Las prótesis de gel de silicona requieren un corte mayor pues se colocan hinchadas. Son más blandas, pesan menos y la mama  se mueve con los movimientos del cuerpo. Si se rompe puede salir el gel, que en algunas ocasiones ocasiona siliconomas (nódulos de silicona). No está claro si deben cambiarse a los 10 años o pueden permanecer más tiempo.
  • Ventajas y desventajas de las prótesis de gel de silicona según la textura de la cubierta
    • Las prótesis lisa  son mas blandas, requieren un corte menor, la mama se mueve mejor con los movimientos del cuerpo. Cuando se colocan es fácil que se desplacen hacia arriba (se ha de poner un tope) y aunque no es frecuente, pueden desplazarse más fácilmente de su lugar. Es poco frecuente que en el postoperatorio se produzcan seromas (colección de líquido), que normalmente se resuelve fácilmente. Si en el postoperatorio hay infección, es fácil su curación con antibióticos. Si se colocan detrás entre el músculo y la glándula es bastante frecuente que se encapsulen. El cuerpo reacciona a la presencia de un cuerpo extraño (prótesis) produciendo una capa de fibra que la rodea, endureciéndola y en función de la intensidad de esta reacción, puede llegar a comprimirla, deformándola.
    • Las prótesis con textura son levemente rugosas son algo más duras, se requiere un corte mayor, la mama se mueve menos libremente y son más caras. No son tan frecuentes los desplazamientos porque quedan más adheridas. Es frecuente que se produzcan seromas en el postoperatorio y si se produce una infección es más difícil que se cure con antibióticos, obligando, algunas veces, a su extracción. Se encapsulan más raramente y menos intensamente.
  •  Ventajas y desventajas según el sitio donde se colocan
    • La colocación por debajo del músculo da a la mama una forma y una movilidad similar a la de una mama sin prótesis y se encapsula menos
    • La colocación subglandular dura más, se encapsulan más (sobre todo las lisas) y da una cierta falta de movilidad a la mama (especialmente las salinas)
  • Todas las prótesis pueden producir encapsulamiento dando lugar a deformaciones de la mama y contracturas del tejido que lo rodea, que pueden ser dolorosas
  • Las prótesis de gel de silicona pueden romperse,  produciendo la salida del gel que si queda retenido dentro de la cápsula no suele notarse y si sale de la cápsula puede producir pequeños nódulos de silicona (siliconomas) en la mama o incluso hacia la axila, difíciles de extirpar mediante cirugía.
  • Las prótesis PIP (Poly implant prothesis) fueron retiradas del mercado en el año 2010 por ser fraudulentas. El gel que contienen es industrial y no el gel medicamente autorizado y la cubierta es más frágil, con un aumento en la posibilidad de ruptura de 2 a 6 veces más que el resto a los 5 años y llega al 30% de las mismas a los 10 años. Hay 20.000 mujeres con este tipo de prótesis en España y la recomendación es controlarlas anualmente o cambiarlas para evitar rupturas. Los estudios toxicológicos y químicos no han demostrado mayor riesgo ante la ruptura de este tipo de prótesis.
  • Aunque durante mucho tiempo ha habido la duda de si las rupturas  de las prótesis de gel de silicona podrían aumentar el riesgo de cáncer de mama, en este momento hay estudios suficientes para concluir que no existe tal aumento. Hay 60 casos descritos en todo el mundo (entre 10.000.000 de mujeres con prótesis) de un cáncer rarísimo (linfoma anaplásico de células grandes), que se ve más en mujeres que llevan prótesis.
  • Las prótesis mamarias dificultan la interpretación de las mamografías, porque impiden la visualización de todo el tejido mamario, al producir zonas no visibles ocultadas por la prótesis. Suele haber un retraso en el diagnóstico del cáncer de mama, cuando se realizan mamografías preventivas
  • Las técnicas radiológicas indicadas para la valoración de una posible ruptura son la ecografía mamaria, siendo mejor la realización de una resonancia nuclear magnética. Se recomienda realizarlas ante dudas clínicas de presencia de ruptura o cada 2-3 años.
  • Los controles de las prótesis mamarias así como el estudio y tratamiento de sus posibles complicaciones no están financiados por el Servicio Nacional de Salud.
TRÓTULA TE RECOMIENDA

Si estás pensando en ponerte unas prótesis mamaria, piensa que la autoestima corporal, o sea el sentirte a gusto con tu cuerpo, va más allá del tamaño o la forma de tus pechos. Visualizar tu cuerpo en su conjunto y sumarle todas tus capacidades y habilidades positivas, te ofrecerá una percepción más positiva del mismo, que centrarte en visualizar tus mamas como parte aislada. La belleza de las personas es la suma de todas las partes y no puede reducirse a una sola parte.

Si finalmente decides ponerte prótesis mamarias, piensa bien en cuáles te pondrás y pide toda la información que necesites al cirujano, para que puedas hacer una buena elección. Cualquier procedimiento médico o quirúrgico puede tener complicaciones. Nadie puede garantizarte que tras la operación estés satisfecha con el resultado. Debes entender que deberás dedicar una parte de tu dinero, a partir de la operación,  a su control y que en cualquier momento pueden aparecer complicaciones.   

1 comentario: